Músico + narcisista + milennian = ¡¡BOOM!!

Reflexiones basadas en “sociología del moderneo” de Iñaki Domínguez; los ninis, los milennians y el narcisismo.

 

Hace un tiempo descubrí el narcisismo como patología y la verdad, me dejó flipada. Resulta que el narcisismo viene por el mito del narciso y es alguien que está enamorado de si mismo.

Antes se miraba en el río, pero ahora se mira en su teléfono móvil, se hace selfis, se toca, y se quiere mucho.

“Hay un incremento del narcisismo, porque ahora la imagen cuenta más que lo que hacemos y queremos alcanzar muchos hitos sin paciencia”, (1)

 

*Selfie con Manu enfermo. Que se joda.

 

A parte de esto, hay una generación (nacidos entre 1985 y 2000) que se llaman los milennians. ¿No sabes quiénes son? Este tipo explica lo que a su parecer les caracteriza.

Empecé a pensar que esto encajaba mucho con algunas personas que triunfaban al escoger la profesión de músico.

Te explico por qué-

Encajaba porque si que pudiera ser que algunos músicos modernos destacaran por su anhelo de protagonismo, como si este narsicismo tuviera que ser una parte obligatoria de la personalidad del músico.

También lo veía ligado al excesivo extremismo respecto al éxito y al fracaso, el cual aparece muy presente en todo tipo de comunicación visual, series, anuncios, y diversas corrientes en relación. En principio, la profesión de músico se basa en la paciencia, el autoaprendizaje, el autoconocimiento y la cultivación de una arte, algo poco relacionado con este milennian feeling.

 

Algo que también se suele acuñar a los milennians, ninis, o todo tipo de críticos sobre las generaciones modernas es que se consideran únicos, poseedores de un Don que les hace creativos y especiales, y en general poco entrenados con la realidad, el esfuerzo o la paciencia.

 

Esa energía del músico que debía estar centrada en la música, (que en principio es incolora, insípida y basada en tus oídos) en esta generación da la impresión de que podía revertirse y ser música centrada en la imagen; algo, en principio contradictorio. La mayor parte de las publicaciones sobre música hablan sobre industria o entretenimiento musical pero no sobre cultura musical o la música en si misma.

 

Ey! que no te extrañe. Todo lo relacionado con imagen y público quita mucho espacio a otras personas“menos atractivas” o fuera de la onda. (sector servicios en general)

La imagen de los músicos ya está socialmente aceptado y estudiado que es importantísima. Algo así como el 70% de su posición profesional.

 

Quiero decir que, como la imagen del músico es tan importante, en principio ya no se escucha mucho lo que hacen.

 

Pero esto es tan evidente, paradigmático y alarmante que incluso están desapareciendo los avances que se habían realizado para la reproducción de audio de calidad a nivel doméstico y diario.

 

Osea, que escuchamos música en equipos que no se oyen nada bien pero que si se ven bastante bien. Tal cual.

 

¿Hasta qué punto encaja la época “moderna”y el marketing actual, con los sentimientos de un músico “sincero”?

 

A todo esto me gustaría añadir las inseguridades, inestabilidad emocional, miedos, y diversos problemas que esto puede acarrear a nivel personal. Una industria que se mueve de esta manera obliga a sobreactuar, marginar, presionar o incluso obligar a las personas que se quieren dedicar a ello a “pasar por el aro” de músico narcisista milennian.

 

Es alarmante el número de suicidios que hay entre músicos, escritores, poetas, actores y artistas en general y como va en aumento de forma progresiva (2)

 

Cuando pienso en esto, no puedo dejar de recordar una escena  de la película “todas las mañanas del mundo”(3). La sincera soñadora Ana ha entregado todos los secretos de su arte y de su música a su amor el Marin Marais –

 

Marin, debido a esto empieza a ser exitoso y desarrollar una vida superficial y glamurosa.

 

Ana cae en depresión.

 

Al enterarse de su estado, el joven Marain le hace una visita, tocando la viola para ella y regalándole unos coloridos zapatos. Ella decide utilizar esos mismo zapatos para suicidarse mientras repite, “lo único que quería, era no ser zapatero, lo único que quería era no ser zapatero…

(1) https://elpais.com/elpais/2017/02/03/ciencia/1486128718_178172.html

(2) http://lainfinitaespiral.blogspot.com.es/2014/08/por-que-se-suicidan-los-artistas.html

(3) Alain Corneau, 1991, Francia.

Posted in

Deja un comentario





Ena Marley

Awkward but social